Publicado el

Artefactos, fetiches y hierro negro

Todas las herramientas, armas y armaduras de Rukhia están fabricadas de manera artesana, ya que no existen los procesos industriales, por lo que cada pieza es única y tiene un valor considerable. Los materiales de construcción pueden ser de muchos tipos y calidades. Podemos encontrar desde armaduras de pieles con remiendos de cuero a corazas de bronce como las de la Guardia escarlata. Aún y así, lo más normal es el término medio. Objetos en los que prima su función y que no están fabricados para durar. Pero esta no es la naturaleza de todos los objetos que se pueden encontrar en Luna roja. Por encima de estos objetos corrientes se encuentran los Objetos de poder (lo que vienen a ser los objetos mágicos en otros juegos). Estos se dividen según su origen, naturaleza y poder.

Los Artefactos son objetos mágicos de otra era. Muchos de estos yacen enterrados en ruinas o perdidos por algún lugar del Gran bosque y sus tierras salvajes. Estos objetos son de un poder considerable, y la mayoría de población, apenas ha visto u oído hablar de ellos. Sus poder es inmenso. Ya que se construyeron hace siglos con partes de los primeros demonios, los colosales Fomorii. En términos de juego, sus poderes pueden variar desde otorgar una ventaja concreta a mucho mas. Cada uno de ellos es único y en muchos puede haber rescoldos de la presencia del demonio del que formo parte.

Los Fetiches son amuletos, armaduras y joyas fabricadas con los restos de Furias o Muertos vivientes, que se embalsaman para que conserven sus propiedades. Estos van desde joyas hechas con restos de cadáveres a colmillos y huesos de otras criaturas salvajes. Son objetos extremadamente caros, y son pocos quienes los fabrican y los venden. Muchos prefieren adentrarse en las ruinas de la primera civilización u otros lugares en busca de ellos. En términos de juego estos objetos son los que se obtiene con la ventaja Arma distintiva, Arma distintiva mejorada o se puede crear mediante la ventaja Embalsamador. Cada uno de estos objetos es único. Y los héroes solo pueden llevar tantos como la mitad de su rango redondeando hacia arriba. 

El Hierro negro es el metal más preciado de Rukhia. Sus propiedades son cuasi mágicas: No se rompe ante otro metales y puede herir el espíritu de los hombres e incluso de los demonios. Por lo que otorga poder a quien lo posee. Con este metal se han fabricado armas durante varios siglos sin cesar, por lo que ahora sus vetas son difíciles de encontrar. El mercado de armas y monedas de Hierro negro se ha detenido hace más de una década. Quienes quieren una arma de este metal deben comprarla a un precio muy alto o buscarla entre las ruinas de las guerras. De igual forma se pueden obtener con las mismas ventajas mencionadas arriba.

Os dejo algunos ejemplos de Fetiches:

Huesos de la fortuna. Esculpidos con algún hueso de un muerto vivientes, estos dados, juegan siempre a favor de su dueño. Ayudándoles en todos los juegos y apuestas. Un Personaje con estos Huesos de la fortuna gana un bonificador a sus tiradas de Apostar.

Mascara de necrofago. La piel de este muerto viviente es gomosa y elástica, incluso una vez este ha muerto. Por lo que algunos la clavan a una máscara de madera manteniendo su horrible rostro. Este terrible objeto ayuda a los miembros de las tribus que lo portan a intimidar a sus víctima. Otorga un bonificador a las tiradas de Intimidar del Personaje.

Lengua de gato. Es sabido que los felinos curan su heridas con sus saliva. Por ello, algunos brujos han arrancado la lengua de algún Rakahasa y la han conservado en un bote con diferentes mejunjes. Una vez macerada, está lengua se convierte en un trozo de carne gomosa y seca que supura gotas de un líquido curativo. Esto permite al Personaje obtener un bono en sus tiradas de Sanar.

 

Un comentario en “Artefactos, fetiches y hierro negro

  1. Un curiosidad… Un fetiche que proporciona la ventaja Arma distintiva… ¿exige que el portador cumpla los requisitos de la ventaja tal y como se describe en el básico o el poder del fetiche funciona para cualquiera?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *